Colette Boccara

Colbo nace de la búsqueda artística de su creadora, Colette Boccara, que con inteligencia y belleza resuelve las diversas complejidades que presenta el gres rojo. Colette Boccara llega a Mendoza en 1948 cuando su esposo César Janello asume como director de la Escuela de Cerámica de la Universidad Nacional de Cuyo. En esta provincia del oeste argentino, Colette entra en contacto con gres rojo extraído de la Cordillera de Los Andes.

Colette Boccara

Colbo nace de la búsqueda artística de su creadora, Colette Boccara, que con inteligencia y belleza resuelve las diversas complejidades que presenta el gres rojo. Colette Boccara llega a Mendoza en 1948 cuando su esposo César Janello asume como director de la Escuela de Cerámica de la Universidad Nacional de Cuyo. En esta provincia del oeste argentino, Colette entra en contacto con gres rojo extraído de la Cordillera de Los Andes.

En 1953 proyectan la casa-taller de la calle Clark 479, donde Colette empieza a producir sus piezas únicas con el material propio de las montañas americanas. Así logra una vajilla suavemente triangular, diseño distintivo de su producción, a la vez que optimiza la eficiencia en puntos críticos de la cadena productiva.

Entre 1960 y 1965 Colette realiza una importante ampliación de las instalaciones, adquiere nueva maquinaria y se establece como Colbo Gres Cerámico SCA. Este proceso culmina en 1967 con la obtención de la Etiqueta Roja de Buen Diseño otorgada por el CIDI.

Durante la década del ’70, la empresa logra su mejor desempeño de la mano del hijo de la pareja, Matías Jannello. Se avanza en el desarrollo de nuevas líneas y se establece una fuerte presencia en Buenos Aires. A principios de los ’80, por circunstancias económico-políticas del país, se concluye con el cierre de la fábrica.

En 1953 proyectan la casa-taller de la calle Clark 479, donde Colette empieza a producir sus piezas únicas con el material propio de las montañas americanas. Así logra una vajilla suavemente triangular, diseño distintivo de su producción, a la vez que optimiza la eficiencia en puntos críticos de la cadena productiva.

Entre 1960 y 1965 Colette realiza una importante ampliación de las instalaciones, adquiere nueva maquinaria y se establece como Colbo Gres Cerámico SCA. Este proceso culmina en 1967 con la obtención de la Etiqueta Roja de Buen Diseño otorgada por el CIDI.

Durante la década del ’70, la empresa logra su mejor desempeño de la mano del hijo de la pareja, Matías Jannello. Se avanza en el desarrollo de nuevas líneas y se establece una fuerte presencia en Buenos Aires. A principios de los ’80, por circunstancias económico-políticas del país, se concluye con el cierre de la fábrica.

Reapertura

En 2005 la Fundación del Interior encara un proyecto de recuperación patrimonial del diseño mendocino que cristaliza en la colección Guón! De esa iniciativa surge la idea de la vuelta de Colbo. Desde 2007, son Matias Jannello junto al diseñador industrial Martín Endrizzi, quienes recuperan el knowhow de Colbo. La reapertura de la fábrica, dobla la apuesta por la innovación -apoyada en nuevas tecnologías y dirigida por el diseño- para dar respuesta a la demanda de vajilla gourmet planteada por el fuerte desarrollo gastronómico y turístico del país. Prueba de este compromiso es la obtención en 2011 del Sello de Buen Diseño otorgado por la Subsecretaría de Industria de la Nación. Por su impronta regional y artesanal fue nombrada como embajador de la Marca País por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Argentina.

Reapertura

En 2005 la Fundación del Interior encara un proyecto de recuperación patrimonial del diseño mendocino que cristaliza en la colección Guón! De esa iniciativa surge la idea de la vuelta de Colbo. Desde 2007, son Matias Jannello junto al diseñador industrial Martín Endrizzi, quienes recuperan el knowhow de Colbo. La reapertura de la fábrica, dobla la apuesta por la innovación -apoyada en nuevas tecnologías y dirigida por el diseño- para dar respuesta a la demanda de vajilla gourmet planteada por el fuerte desarrollo gastronómico y turístico del país. Prueba de este compromiso es la obtención en 2011 del Sello de Buen Diseño otorgado por la Subsecretaría de Industria de la Nación. Por su impronta regional y artesanal fue nombrada como embajador de la Marca País por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Argentina.

El proyecto cuenta con el asesoramiento de la Incubadora de Empresas de la UNCuyo y ha sido objeto de publicaciones y notas en los medios especializados más destacados del país. En 2012 Colbo recibió el Gran Premio de la categoría Diseño y Empresa, en la III Bienal Iberoamericana de Diseño.

Volver arriba